viernes, 3 de junio de 2011

No hay nada más gratificante que ver un atardecer desde la terracita del chiringuito de Cala Balmins. Un lugar privilegiado en el que casi cada día tenemos la inmensa suerte de contemplar semejante espectáculo.
Ya sabes, si te apetece vivir in situ esta experiencia nos encontrarás en Sitges, en la playa que está cerca del puerto de Aiguadolç.

Ah! Y sobre todo no te olvides aplaudir, Santiago Rusiñol no te lo perdonaría…

0 comentarios :

Publicar un comentario